En el norte, la tundra canadiense

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En el norte de Canadá la tierra es poco fértil y casi toda la región, conocida como de “Tierras Estériles”, está cubierta por la tundra.

En la parte que se encuentra más alejada del polo, la vegetación propia del ecosistema de la tundra incluye matorrales bajos, pastos y juncias. En las regiones ubicadas más al norte, las plantas del desierto polar cubren menos de una décima parte de la superficie del suelo.

Alaska hasta Terranova

Al sur del límite de la vegetación arbórea, la región boreal forma uno de los mayores bosques de coníferas del mundo, que se extiende desde la región de Alaska hasta Terranova.

Los bosques orientales, desde los Grandes Lagos hasta la costa, son sumamente heterogéneos. Entre ellos se destacan los arces de azúcar, las hayas, abedules, pinos y cicutas.

Pero las llanuras bajas del extremo sur están cubiertas por bosques de árboles de hoja ancha, como nogales americanos, robles y olmos, que crecen ahí junto a castaños, arces y nogales. En las montañas occidentales son comunes las piceas, abetos Douglas y pinos costeros, mientras que en las mesetas crecen álamos temblones y pinos amarillos.

En la costa del lado del océano Pacífico canadiense, debido a las altas precipitaciones, se encuentran los bosques más imponentes del mundo, densas y altas filas de abetos Douglas, cedros rojos occidentales y cicutas.