Conociendo La Romana y Bayahibe

Conociendo La Romana y Bayahibe

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Este es un lugar dominado como el Paraíso de golfistas, yatismo, paseos a caballo, ciclismo de fin de semana, para tenistas, cazadores y tiradores, kilómetros de playa, Altos de Chavón, excursiones a Saona y Catalina en el Parque del Este, buceo.

Casa de campo ha dado fama mundial a la Romana como destino para golfistas desde sus inicios en los años 70. Según han avanzados los años, el destino ha ido mejorando, añadiéndose facilidades de clase mundial, entre las que destacan: marina, deportes acuáticos, deportes ecuestres así como trayectos para largos paseos en bicicleta, canchas y facilidades para tenistas, cazadores y tiradores al blanco.

Hoy día, tanto la ciudad de la Romana como el poblado playero de Bayahibe se conocen por sus hoteles de playa, pequeños restaurantes y por la variedad de compras, lo que hace muy placentera y cómoda la estadía de los turistas o de los residentes ocasionales que emigran a sus casas vacacionales para escapar del estrés de las grandes ciudades. Se percibe en el aire todavía, sin embargo, el dulce aroma de la producción de melaza e incluso de diseño del aeropuerto internacional evoca un ingenio azucarero, como recordatorio de la pujante industria que predominó por sus años antes del avance del turismo.

La playa de Dominicus (junto a Bayahibe), que cuenta con la prestigiosa certificación de calidad del programa europeo Bandera Azul, queda a unos 20 minutos de camino de la ciudad de la Romana y es la zona de mayor desarrollo hotelero.

Se llega gracias al Aeropuerto Internacional de La Romana que pone a la mayoría de los turistas, ya sea su destino la zona de La Romana, Bayahibe o Dominicus, a menos de 20 minutos de su hotel.