Cruceros por el Río Mosela

Cruceros por el Río Mosela

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

A pesar de que el Río Mosela, un río de cuento de hadas, tiene su origen real en los Francia (ver hoteles en Francia) , es por la zona más tranquila de Alemania (ver hoteles en Alemania), donde la mayor parte de sus aguas dan rienda suelta a través del maravilloso paisaje por donde surca.

Existen varios cruceros que ofrecen diferentes recorridos por el Río Mosela. Uno de ellos es el que va de la ciudad de Tréveris, ubicada sobre el ala oeste de la turística ciudad de Frankfurt. Pues bien, te interesará saber que esta ruta llega el punto en el que el Río Mosela se une al Río Rin. El recorrido de hecho no es muy largo pues se trata de aproximadamente 200 kilómetros, sin embargo disfrutarás el tiempo que pasees en él, apreciando los maravillosos parajes que se posan en los alrededores. Un dato interesantes es que en esta ciudad Tréveris nació el famoso Karl Marx, y cuenta la leyenda que por aquí pasó Beethoven, y tras un respiro de aire fresco le vino inmediatamente la inspiración.

A lo largo de todo el recorrido, se pueden observar antiguos asentamientos romanos, iglesias góticas, así como majestuosos castillos feudales de distintas corrientes artísticas que adornan el silencio y tranquilidad del lugar. En la ribera hay además una serie de pueblos folklóricos, que cautivan a los viajeros por el detalle de su arquitectura. No olvides llevar tu cámara fotográfica para llevar un recuerdo a casa.

Sin duda alguna, uno de los atractivos más populares de los cruceros que recorren el Mosela es apreciar muy de cerca y reconocer instantáneamente que esta zona tiene una gran tradición vinícola. Sí, solo basta con prestar atención y ver frente a nuestos ojos una serie de viñedos ubicados a orillas del río, viñedos productores de deliciosos vinos blancos y rosados. ¿Estás listo para iniciar una nueva ruta del vino por Europa?

Durante nuestro crucero y ruta elegida sería bueno optar por una pequeña parada para conocer otro lugar hermoso: Neumagen, ciudad donde se asentaron muchos años atrás los romanos, a orillas de la ribera del Mosela.

La siguiente parada podría ser Bernkastel-Kues, otra localidad para degustar un buen vino. Como muchas otras ciudades europeas, ésta cuenta con casas renacentistas y algunos monumentos que vale la pena conocer. Sigamos nuestra ruta y sobreparemos un momento en Traben-Trarbach, donde se podrá reconocer el puente de las ciudad.