Cruceros por el Río Po

Cruceros por el Río Po

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El Río Po, es una de los más conocidos ríos italianos. Si bien se le conoce mundialmente como Río Po, su verdadero nombre, de origen latino, es Padus.

Este río se encuentra ubicado en la parte norte de Italia. Si bien tiene su origen bien hacia el norte, recorre distintas regiones del país, como por ejemplo, la Lombardia, el Piamonte, el Véneto y Emilia Romaña. Cuenta en su haber con 141 afluentes, entre los principales el Tanaro y el Dora Baltea. Su cuenca abarca una extensión de un total de 71 mil kilómetros cuadrados y su delta, en el momento de su desembocadura, cuenta con una extensión de 380 kilómetros cuadrados.

Es importante mencionar que en la zona del delta, el río se divide en cinco brazos más pequeños y estrechos. ¿Cuáles son? el Po di Goro, el Po Della Gnocca, el Po di Tolle, el Po Della Pila y el Po Della Maestra. ¿Y su desembocadura final cuál es? Pues el Mar Adriático.

Este río ha sido muy importante en la historia. Recordemos que a sus orillas se establecieron los primeros grupos de Celtas quienes llegaron a esta región, aunque más adelante tuvieron que ceder el fértil territorio, al dominio del Imperio Romano, lo que obligó a las poblaciones vencidas a abandonar el territorio.

En la actualidad, y desde el año 1995, la ciudad de Renacimiento Ferrara y el Delta del Río Po, han sido nombradas parte del Patrimonio Mundial por la UNESCO, así que no podemos dejar de visitarlo.

 

Este río, que es en su mayor parte navegable, ofrece varios servicios de recorrido, en distintos tipos de embarcaciones. Los hay en embarcaciones pequeñas, para grupo reducidos, o incluso solo parejas. Pero también hay embarcaciones mucho mayores que recorren el Po, ofreciendo maravillosos cruceros por su trayecto.

Aventurarse en un crucero por el Río Po es una experiencia incomparable. Las embarcaciones son lujosas y elegantes, y cuentan además con todos los equipamientos para que el viaje sea seguro y cómodo. Dentro de la embarcación, se puede cenar los mejores platos del menú italiano, acompañado de una sutil música de fondo, a cargo de la banda invitada. Se podrá conocer además los maravillosos poblados de las riberas italianas, así como escuchar sobre las historias del lugar, además de poder extasiarse con la privilegiada vista de la Cuenca del Po. Si uno ya está en Italia, debería tomarse el tiempo de disfrutar de esta gran experiencia.